JÓVENES RESILIENTES EN TIEMPOS DE PANDEMIA

por | 21/08/2020

El coronavirus y el aislamiento obligatorio para evitar la expansión de contagios, hizo dar un giro a nuestras vidas. Desafiando sobre todo a los jóvenes a vivir en una ¨Nueva normalidad¨, en la que deben ser conscientes de la realidad en la que viven y a la que se enfrentan.

En este tiempo estoy segura que tanto tú como yo nos hemos sentido con miedo, desconcertados, desalentados, confundidos e inseguros; y en algunos casos hasta frustrados, porque teníamos un sin número de etapas, proyectos y sueños por iniciar o concluir; como la graduación de la etapa escolar, la defensa para ser profesional, empezar a buscar tu primer trabajo y tantas otras situaciones que han quedado congeladas.

Todo esto nos ha llevado a cuestionarnos si tenemos realmente la fuerza para continuar y afrontar esta difícil situación, en la que no solo se ve afectada tu salud y tu economía, sino también tu estabilidad mental y emocional. La ¨Nueva Normalidad¨ nos ha llamado a aprender resiliencia en tiempos de Covid-19 y seguramente, te estarás preguntando: ¿Qué significado aborda esta palabra?, ¿Que quieren decirnos con ella?, ¿Qué hago para ser un joven resiliente?

El significado de resiliencia, según la definición de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas. En psicología, la resiliencia se define como esa capacidad de las personas para salir fortalecido en condiciones adversas o traumáticas, aprender de ella y seguir avanzando en la vida.

La resiliencia en tiempos de pandemia es una necesidad absoluta para los jóvenes, y lo importante es saber que la resiliencia se aprende con las circunstancias que vamos a vivir continuamente. Ser un joven resiliente involucra asumir la situación difícil, pero también salir fortalecidos de ella.

La adversidad que estamos viviendo actualmente de manera global debe ser comprendida como una oportunidad de aprender, debemos sentir que estos momentos nos enseñan, que nos dan coraje y mucha fuerza para continuar con lo que veníamos haciendo o con aquello que estamos aprendiendo a hacer.

Para un joven resiliente no existe una vida dura, sino momentos difíciles, y utilizan esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo su potencial.

A continuación, te comparto 5 pràcticas que te ayudaran a ser un joven resiliente:

Controla tus emociones

Aquí es importante el autoconocimiento, el saber reconocer cuales son tus fortalezas y habilidades, así como también tus limitaciones y debilidades, de esta manera podrás gestionar y controlar tus emociones ante situaciones adversas. Las personas con capacidad de resiliencia reconocen que resulta inadmisible controlar todos los escenarios, por ello han aprendido a lidiar con la incertidumbre y se sienten cómodos, aunque no tengan el control. Más bien se centran en cambiar sus emociones, cuando no pueden cambiar la realidad.

Sé tolerante

El joven resiliente, sin duda desarrolla esta virtud. Porque él debe tener la capacidad de reconocer y aceptar aquellas formas de ver y entender la realidad distintas a la propia. El ser tolerante implica un autocontrol personal, entender que existen diferencias entre todos y que eso nos llevará a un equilibrio interpersonal.

Afronta la adversidad

Afrontar la adversidad con humor es propio de personas resilientes. Dando un enfoque hacia lo positivo de una situación difícil, te permitirá abrir caminos que antes estaban ocultos. Es importante que evites la queja constante.

La creencia de que uno puede aprender con sus experiencias, sean éstas positivas o negativas nos permite seguir creciendo y madurando a lo largo de la vida.

Sé flexible ante los cambios

Los jóvenes resilientes no se cierran al cambio y siempre están dispuestos a valorar diferentes opciones, sin aferrarse obsesivamente a sus planes iniciales o a una única solución. El hecho de que las personas resilientes sean flexibles no implica que desistan a sus metas, al contrario, si algo las distingue es su capacidad de lucha, pero cuando esta deja de tener un sentido, pueden cambiar el rumbo sin necesidad de sentirse mal por haber abandonado su objetivo inicial.

Identifica oportunidades

En cada crisis hay una oportunidad, y mientras mayor es el tamaño de la crisis o problema a resolver, mayores son las oportunidades que la persona resiliente sabe reconocer para ejercer con eficiencia y eficacia. Los momentos de crisis, las adversidades o los problemas cotidianos a los que nos enfrentamos en nuestra vida, no son ajenos a ninguno de nosotros, pero lo que nos diferencia es la forma en cómo afrontarlos. En estos momentos es donde se pone a prueba la capacidad de ser un joven resiliente, busca las oportunidades ahora.

 

Toma en cuenta que la nueva generación de jóvenes resilientes, son apasionados y comprometidos con sus sueños, experimentan cierta trasformación interna, que podrán aplicarla en el resto de su vida para poder avanzar de manera optimista y salir fortalecidos de una situación como la actual.

COMPARTE

El coronavirus y el aislamiento obligatorio para evitar la expansión de contagios, hizo dar un giro a nuestras vidas. Desafiando sobre todo a los jóvenes a vivir en una ¨Nueva normalidad¨, en la que deben ser conscientes de la realidad en la que viven y a la que se enfrentan.

SOBRE EL AUTOR

DEJA TU COMENTARIO

Síguenos en: